Edición N° 373 - Mayo 2014

¿Plaza comestible?... Corrientes tendrá la primera del país

 

El viaje a la India realizado por el correntino Pablo Morales Andreau generó la inquietud del emprendimiento cuya finalidad es educativa y de nutrición. La presentación oficial de la plaza comestible y sustentable de la idea se realizó en septiembre pasado y el plan es que la obra dure menos de un año

¿De qué se trata?
Un parque o plaza. Decenas de árboles con carteles que detallan cuáles son sus frutos y qué vitaminas o nutrientes ofrecen. Tomar las frutas y consumir en el lugar sin pagar un centavo. Esto es una plaza comestible y sustentable, como ya existe en distintos países del mundo, y que desde el año pasado, en octubre, la provincia de Corrientes se empeña en tener y convertirse en pionera en la Argentina.
Ya han iniciado los trabajos en el Jardín Botánico de la capital correntina, donde se instala la experiencia,  a partir de una iniciativa que surgió hace casi dos años desde el grupo ecologista Puente Verde. Ocupará poco más de 6000 m2  del predio.

“La idea nació al ver plazas comestibles en otros países. La finalidad es que el espacio sea utilizado no sólo como lugar de esparcimiento sino también para ofrecer frutas”, explica a los medios locales Pablo Morales Andreau, promotor del proyecto quien cuenta su experiencia: “Viví un año en la India y un día un amigo me llevó a conocer una plaza comestible. Yo no sabía qué era y ahí pude ver cómo las familias estaban sentadas en un picnic consumiendo las frutas o cómo otras personas iban y retiraban los frutos de forma gratuita”. España, entre otros lugares del mundo, es uno de los países donde también se fomenta este tipo de espacios, bajo el nombre de huertas orgánicas”.
La idea es crear un espacio educativo en el que se pueda aprender sobre energías renovables y ecotecnologías, además de las características nutricionales de las frutas, recetas de cocina, agricultura orgánica, desarrollo sustentable y bioconstrucción. Además, se trata de un predio que se sustentará a sí mismo. La luz provendrá de paneles solares y se utilizará el agua de la lluvia.
La propuesta se hizo proyecto el año pasado, a partir del apoyo del gobierno de Corrientes y del Jardín Botánico provincial.
El ingeniero Julio Bartra, coordinador del programa Agricultura Ciudad Capital, que depende del Ministerio de Desarrollo Social del gobierno provincial, comentó que el gobierno provincial venía trabajando en la instalación de paneles solares y también en tareas de reciclado, a partir de la preocupación que generaban los 1240 basurales que había en la ciudad correntina. “Estábamos buscando proyectos integrales, que incluyeran el tema de la basura, las energías renovables y también la educación en temas de alimentación”, agrega.
El objetivo de “armar” la plaza o parque comestible tiene tres ejes: mejorar la alimentación de la sociedad; promover el uso de energías renovables; y concientizar sobre la importancia del reciclado de basura.
“Vamos a trabajar en el uso de paneles solares, vamos a calentar el agua ahí y el equipo de riego va a ser de bombeo solar, además de contar con biogás”, adelanta.
Los contenedores de basura en el predio van a servir para diferenciar y compactar los residuos, y luego esos desechos reciclados se utilizarán para las plantas que haya en el lugar.
Para hacer la “plaza comestible”, se decidió que, en lugar de árboles nativos de flora, haya sólo frutales: guayaba, palta, durazno, cítricos, nísperos y bananos serán algunos de los frutos que darán las más de 60 plantaciones que habrá en ese espacio.
También habrá huertas “pero eso será más estacional”, adelanta el ingeniero, quien aporta el dato de que “en la época de Sarmiento ya existían frutales y algunas huertas pero esta va a ser la primera que se haga tan completa”, asegura.
En principio, el mantenimiento y la administración  del emprendimiento correrán por cuenta del Jardín Botánico, porque el gobierno provincial no estaba convencido de realizar el proyecto en una plaza pública.
Aunque cada árbol tendrá su cartel detallando los nutrientes y beneficios de las frutas que hacen crecer, la intención es que el recorrido de los visitantes se haga bajo la coordinación y supervisión de un guía del lugar, quien determinará de qué árboles podrán extraerse los frutos maduros para ser consumidos.
Así será el sistema porque tiene un fin educativo.

Que se pueda replicar
“Ya tenemos comprado el 70 por ciento de las especies frutales que está resguardado en el vivero de la escuela de Jardín Botánico. Y también tenemos prevista la perforación para una bomba sumergible y está contemplado el cableado para mover esa bomba”, explica el ingeniero agrónomo José Gauna, socio fundador del Jardín Botánico de Corrientes, habilitado desde 1988, y rector de la Escuela de Jardinería y Paisajismo del Jardín Botánico Nuestra Señora del Huerto que funciona en el lugar. Gauna precisa que habrá  cuatro torres de iluminación solar y que ya se trajeron unos 700 metros cúbicos de tierra para levantar la zona, que es un poco baja, de manera de asegurar la plantación.
Con este novedoso emprendimiento en  la región lo que se pretende también es lograr que sea un modelo a imitar en otros sectores de la ciudad, en el resto de la provincia, y yen más allá, porqué no del país y la región.
Según recomendación de la Organización Mundial de la Salud (OMS), se debe consumir un promedio de 400 gramos de frutas por día. Lo que en la Argentina no se cumple.

Las escuelas ayudarán a plantar
Luego del acondicionamiento de los más de 6000 m2 que  tendrá la plaza comestible, y la construcción de los caminos,  el anfiteatro, los baños, bancos y paneles, la idea es que alumnos de escuelas primarias y otros miembros de la comunidad participen en la plantación de las distintas especies previstas, según sostienen  Julio Bartra, coordinador del programa Agricultura Ciudad Capital y José Gauna, rector  de la Escuela de Jardinería y Paisajismo. 

Fuente
http://tiempo.infonews.com

................................................................................................................................................

Formosa

Firman convenio para construir el puente Clorinda-Asunción

En un acto realzado en Asunción se suscribieron los contratos entre el Fondo para el Desarrollo de la Cuenca del Plata (Fonplata), que financiará la construcción de dos puentes sobre el río Paraguay, uno en Formosa y el otro en el Chaco.
Los estudios de factibilidad serán financiados por Fonplata y fueron adjudicados por licitación pública internacional.
Una de las pasarelas sobre el río Paraguay se construirá entre Clorinda (Formosa-Argentina) y el área metropolitana de Asunción, que fue adjudicado al Consorcio Serman (Argentina) y Consulpar (Paraguay); y el otro, entre Bermejo (Chaco-Argentina) y Ñeembucú (Paraguay) adjudicado a la empresa CSI Ingenieros (Uruguay).
La rúbrica de este convenio es la primera del calendario de actividades de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), a instancia del Consejo Suramericano de Infraestructura y Planeamiento (Cosiplan).
Cabe recordar que ambas obras son eslabones fundamentales del corredor bioceánico del Norte Grande, cuyas poleas de trasmisión en el Nea-Noa son las rutas 16 en el Chaco y la 81 en Formosa, a las que se sumará la proyectada reactivación del Ferrocarril Belgrano Cargas, según los proyectos de la Iniciativa de Integración Regional Sur Americana (Iirsa).


http://lamañanaonline.com.ar
08.03.14.

 

.................................................................................................................................................

Chaco

“Pacto académico” entre la Universidad y la sociedad

En su discurso en el marco del acto por el 55º aniversario de la creación de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional del Nordeste (Unne), el decano del establecimiento educativo, Jorge Pilar, propuso un “pacto académico” entre la Universidad y la sociedad de la región, como parte de lo que consideró debe ser “trabajar con responsabilidad social, identidad regional y desarrollo humano sustentable”.
Se refería a quienes, en 1959, impulsaron la creación de la Escuela de Ingeniería, piedra fundacional de la actual Facultad, desde la Junta Promotora de la Universidad, a los que lucharon al frente de la Comisión Pro-Escuela de Ingeniería, a los estudiantes, docentes, no docentes, a la sociedad civil “que se sintió identificada con esa iniciativa visionaria, significativa para la época”, al Gobernador de entonces, Don Anselmo Zoilo Duca, a quienes, en definitiva, aportaron la “masa crítica necesaria y suficiente” para que aquel 5 de marzo de 1959, el Consejo Superior de la Unne decidiera poner en funcionamiento, ese año lectivo, el Primer Curso de la Escuela.
Hizo además una descripción positiva del funcionamiento del Programa de contención de los nuevos alumnos mediante tutorías, “lo que permitió incrementar la cantidad de graduados, atacar sin treguas la deserción y el desgranamiento tempranos, la cronicidad, entro otros obstáculos”.
Se refirió al mejoramiento de la infraestructura edilicia con “la totalidad de nuestras aulas equipadas con acondicionadores de aire y equipos multimedia, laboratorios con instrumental remozado y actualizado, aportando no sólo a la formación académica de nuestros futuros Ingenieros, sino también brindando servicios a la comunidad”.
Otra de las propuestas fue la internacionalización de nuestra ingeniería y hoy hay alumnos de grado haciendo pasantías académicas en Francia, México, Brasil y otros países. Puntualizó el caso de “dos hechos: un recién graduado que fue admitido para realizar una Maestría en el Massachusetts Institute of Technology, MIT; y el otro es que otros dos graduados recientemente fueron convocados por una empresa internacional para realizar trabajos en Dubai, “experiencia que luego traerán a nuestra región”.

www.diarionorte.com
12.03.14

 

Revista

Ver ediciones anteriores

Suscribete

Y recibí cada mes la revista Mandu'a

Suscribirme ahora