Edición N° 442 - Febrero 2020

Radar

 

 

Rehabilitarán tramo que une Ñumí con San Juan Nepomuceno

Dentro del programa Mejoramiento y conservación de corredores vales en el Paraguay, el Gobierno nacional, a través del Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (Mopc), impulsa varias obras viales, entre las que se encuentra el tramo que une la localidad de Ñumí con San Juan Nepomuceno (47,8 km), el cual será rehabilitado luego de dos décadas de haber sido construido. Se suma el tramo actualmente en construcción entre esta última localidad (San Juan) con el empalme a la ruta PY06, con el objetivo de acortar cerca de 100 km en promedio el transporte de granos producidos al sur y al este del país, interconectando dos regiones, entre los puertos del río Paraguay y los del río Paraná.

La obra está financiada por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) e implementada por la Unidad Ejecutora de Proyectos UEP- Mopc. 

La traza de la obra vial se inicia en la intersección con la ruta nacional PY08 Dr. Blas Garay, a 2 km al sur de la localidad de Ñumi y atraviesa las localidades de General Eugenio Garay -departamento Guairá-, General Higinio Morínigo y San Juan Nepomuceno -departamento Caazapá-, beneficiando de forma directa a un total de 70.000 habitantes de estos dos departamentos de la región oriental.

Se contempla el reciclado de la estructura actual, reutilizando el material existente y posterior recapado para igualar a la estructura de pavimento del corredor San Juan Nepomuceno, empalme ruta PY06. La estructura de la calzada, hoy de 25 cm de espesor, una vez rehabilitada tendrá 50 cm, dos capas de 20 cm de base estabilizada y dos capas de asfalto de 5 cm cada una, contando así con el doble del espesor del actual.

Además, está prevista la construcción de dársenas de control de peso, para mitigar el impacto negativo que el exceso de carga tiene en la vida útil de la ruta, y alcantarillas y puentes para garantizar el correcto escurrimiento de las aguas de lluvia.

 

Logística

El ancho de la franja de dominio existente es de apenas 30 metros de longitud, lo que hace que el espacio de maniobrabilidad durante la ejecución de la obra sea reducido. Esta particularidad, sumada a la inexistencia de banquinas, el permanente cruce de vehículos pesados y la proximidad de las zonas urbanas con alta densidad de población, se traduce en una logística de alta exigencia para la empresa contratista que llevará adelante la obra, que tendrá un tiempo de 24 meses de ejecución, bajo modalidad de trabajo de media calzada, que exige el control del tránsito durante las 24 horas.

“El contratista tiene que tener la experiencia anterior en un trabajo de estas características, puesto que la rehabilitación demanda la convivencia con el tránsito pasante, los pobladores, el manejo de maquinarias y materiales, todo esto en un contexto de maniobrabilidad mínima, condiciones que se establecieron claramente en los Pliegos de Bases y Condiciones para la licitación de la obra. De ahí que las condiciones establecidas para el concurso se refirieron a trabajos de recapado, Crema (Contrato de rehabilitación y mantenimiento) o Gemans (Gestiones de mantenimiento por niveles de servicios), considerando que la logística del manejo de los materiales, maquinarias y personas afectadas a la construcción son totalmente distintos al caso de la construcción de una obra nueva”, dijo el ingeniero. Marcelo Pizurno, gerente general de la UEP.

El presupuesto de referencia para la licitación fue de 40 millones de dólares, mientras la adjudicación fue firmada por un monto de 32 millones de dólares, ahorrando para el Estado cerca de 8 millones de la moneda estadounidense.

 

Mopc
18/12/19

 

Revista

Ver ediciones anteriores

Suscribete

Y recibí cada mes la revista Mandu'a

Suscribirme ahora