Edición N° 443 - Marzo 2020

Radar

 

 

Las razones por las que la casa de la película Parasite es única

Los expertos del cine quedaron impresionados con la película surcoreana Parasite, tanto que resultó ganadora de la Palma de Oro en la pasada edición del Festival Internacional de Cine de Cannes  y compitió en los Oscar en seis categorías quedándose finalmente con la preciada estatuilla en cuatro de ellas: película, película extranjera, director y guion.

Uno de los elementos claves de su éxito ha sido la casa donde se desarrolla la mayor parte de la historia, pues se trata de una edificación construida específicamente para cumplir con los requerimientos del equipo de producción.

Esa casa no está firmada por ningún arquitecto o estudio, fue el propio director de la película Bong Joon Ho junto a Lee Ha Jun, diseñadora de producción, quienes se encargaron de construir este set espectacular.

El director se inspiró en el trabajo de Akira Kurosawa en la película High and low  para idear los espacios precarios y ampulosos.

 

La arquitectura como pieza clave de la historia

En entrevista para la revista Indie Wire, Bong Joo Hon y Lee Ha Jun revelaron detalles del gran reto al que se enfrentaron con el diseño de la residencia. Para el cineasta, el objetivo principal era priorizar las necesidades de la cámara a fin de generar composiciones visualmente atractivas. “Tuve que diseñar meticulosamente la casa es como un universo propio. Cada personaje y cada equipo tienen espacios de los que se hacen cargo y en los que pueden infiltrarse, también hay espacios secretos que no conocen. Entonces, la dinámica entre los equipos con el espacio estaba muy entrelazada y pienso que esa combinación realmente creó un elemento interesante para la película”, indicó el cineasta.

En una historia donde se busca resaltar las diferencias entre una familia de clase alta (los Park) contrapuesta con una familia de clase baja (los Kim) era primordial que cada detalle las exaltara. Por ello, el diseño del set se convirtió en pieza clave de comunicación.

 

La gran residencia

En la película, la gran residencia de los Park fue construida por un arquitecto de renombre, pero en la vida real, fue el mismo Bong Joo Hon y Lee Ha Jun quienes se encargaron de hacerla desde cero.

De acuerdo a Lee, el set fue construido en el exterior para que pudieran usar la iluminación natural durante la filmación. Incluso siguieron el movimiento del sol para saber cómo caería exactamente la luz sobre la casa antes de realizarla. “No soy arquitecto y creo que hay una diferencia en cómo un arquitecto visualiza un espacio y cómo lo hace un diseñador de producción. Priorizamos el bloqueo y los ángulos de cámara mientras que los profesionales construyen espacios para que las personas realmente vivan y, por lo tanto, diseñan alrededor de las personas. Así que creo que el enfoque es muy diferente”, explicó

Cada espacio de la mansión debía responder no solo a las características de la historia sino también revelar más sobre la compleja relación entre las familias y cómo poco a poco los Kim se aferran, cual parásitos, a las ventajas que obtienen por su cercanía con los Park.

Una de las diferencias más notorias entre ambos hogares, más allá de los lujos, es la iluminación y la disposición del espacio. Mientras los Kim viven en una especie de sótano ubicado en una zona poco privilegiada donde reciben poca luz y comparten un baño de dimensiones peculiares, los Park disfrutan de un hogar bañado de luz solar con muchas ventanas y espacios de recreación. “Cuanto más pobre seas, menos acceso tendrás a la luz solar y así es también en la vida real: los pobres tienen un acceso limitado a las ventanas”, comentó el director.

La casa de la familia Park es una de las piezas de diseño de producción más espectaculares de la cinematografía reciente y la historia detrás de su creación agrega una nueva capa de complejidad a la obra más aclamada de Bong Joo Hon.

 

Fuente
www.admexico.mx

 

 

Revista

Ver ediciones anteriores

Suscribete

Y recibí cada mes la revista Mandu'a

Suscribirme ahora